Informe del Consejo Directivo y el Director General 2015

Tal como lo anticipamos en la anterior Asamblea General de Afiliados, la paz entre el Estado colombiano y la guerrilla de las Farc, se hizo posible durante el año 2016, convirtiéndose en el acontecimiento histórico más grande de las últimas décadas para el país. Este hecho derivó incluso, en el otorgamiento del premio Nobel de Paz, para el presidente Juan Manuel Santos.

Como organización social cuya misión es el progreso de los trabajadores y sus familias, no podemos ocultar nuestro beneplácito por lo alcanzado en esta materia, en donde el Sistema de Subsidio Familiar juega un papel fundamental dentro del exigente proceso de gobernar y sacar adelante el postconflicto. 
“No hay una tarea más ingrata y más incomprendida que la de gobernar. Nadie la juzga desprovisto de pasiones o de intereses. Tampoco nadie se acerca a ella si no está movido por la una o la otra. El problema está en que no hay nada que empañe más la razón, obstruya los argumentos o que desborde los límites de la sensatez, que las pasiones o los intereses. Así, cuando se acercan al gobierno o cuando lo rechazan solo pueden observarlo desde su propia perspectiva. Bien para atacarlo o bien para defenderlo”, opinó Pedro Medellín Torres, doctor en Ciencias Políticas, en su columna titulada ´La tarea de gobernar´, publicada en el periódico El País del lunes 27 de marzo de 2017.  

Por su parte, la exministra Cecilia Álvarez Correa hace una reflexión muy válida en su columna de opinión ´De la frustración a la esperanza´, compartida en el Periódico El Tiempo del 26 de marzo de 2017, expresando: “la psicología moderna recomienda el pensamiento positivo. Se ha descubierto que somos lo que pensamos. Ver lo mejor en el otro ser humano nos hace mejores a todos. Vivir para derramar odio y pesimismo es una de las causas de la miseria humana. Vivir en el pensamiento negativo lleva a la depresión, la enfermedad, al miedo y la ansiedad. Si este comportamiento puede destruir a una persona, imagínense el daño que le hace a una sociedad”.

Sabemos que la construcción de grandes empresas, como la paz, no es fácil, sólo hay que recordar todos los complejos acontecimientos que se dieron desde el 4 de septiembre del 2012, cuando el presidente Santos confirmó públicamente el inicio de los diálogos con las Farc, hasta la firma del acuerdo final el 24 de noviembre de 2016 en el Teatro Colón de Bogotá, luego del triunfo del NO en el Plebiscito, que obligó a la renegociación de muchos puntos de lo acordado inicialmente en La Habana (Cuba).

A la hora de los balances, las bondades de la paz son infinitas y hablan por sí solas, empezando por el ahorro presupuestal para la Nación de 7,6 billones de pesos – por año – según estudio realizado por el Instituto para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) y la Agencia de Comunicaciones para la Paz (Acpaz). En seis décadas, revela el mismo documento, el país gastó en esta confrontación 411 billones de pesos y el número de víctimas se elevó a 8 millones, por el enfrentamiento armado, entre los distintos actores de violencia.

La gran noticia es que terminó la lucha a muerte entre hermanos y, que los recursos del Estado, empezarán a llegar a más de 300 municipios del país, que fueron escenarios de guerra. En poco tiempo, nuevas carreteras, escuelas, servicios públicos, salud y educación permitirán el desarrollo de estas regiones.
 

En nuestro caso, el año 2016, nos permitió vincularnos a esas iniciativas de paz y reconciliación, a través de nuestra oficina de Cooperación Internacional, donde se ejecutaron proyectos de atención a la población vulnerable, de la cual un alto porcentaje corresponde a víctimas del conflicto armado ubicadas en municipios del Departamento priorizados por el Ministerio del Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad, en conjunto con la Gobernación del Valle, la Alcaldía de Cali y Organismos de Cooperación Internacional, como ACDI/VOCA y el Programa Mundial de Alimentos – PMA.

Uno de estos proyectos fue la facilitación de vivienda nueva o usada a familias desplazadas del Valle del Cauca, mediante el otorgamiento de 467 subsidios complementarios. El convenio alcanzó los $ 943 millones de pesos.

Así mismo, prestamos servicios de formación y vinculación laboral a 670 jóvenes afrodescendientes, indígenas y población vulnerable de Cali, mediante convenio valorado en $ 405 millones de pesos y cuya ejecución se extenderá hasta marzo de 2018.
En materia económica, los últimos 12 meses resultaron positivos para los empresarios vallecaucanos, con un aumento porcentual importante en la construcción, la venta de vivienda y los desembolsos de crédito, de acuerdo al Pulso Económico del suroccidente colombiano, un sondeo que realiza el Banco de la República en su regional Valle del Cauca.

El impacto social logrado por Comfenalco Valle en los servicios de Salud y Caja de Compensación alcanzó los $ 503.626 millones de pesos y el número total de afiliados alcanzó a 572.288. En los últimos tres años de ejercicio de nuestra tarea administrativa y de gobierno corporativo, estos resultados crecieron en un 15%.

El trabajo consistente de nuestro equipo de captación y mantenimiento durante este periodo, nos permitió consolidar un total de 11.414 empresas activas, lo que significa que en el último trienio en esta materia hemos vinculado más de 2.800 de ellas.
En aportes del 4% la suma se elevó a $191.182 millones de pesos, un 8,4% más que la vigencia 2015. Pagamos un total de 2.177.258 cuotas de subsidio monetario, que en dinero representó $ 57.600 millones de pesos.

A propósito del pago de subsidios, esta vez logramos firmar 232 convenios a nivel regional en diferentes categorías de servicios y productos con descuentos especiales para los afiliados. Ampliamos la red transaccional con nuevas alianzas, que permiten la redención del subsidio familiar monetario y del subsidio educativo en cadena de supermercados y distribuidoras.
Fruto de estos buenos resultados, Comfenalco Valle delagente a la fecha, ejecuta una inversión estimada de $ 30 mil millones de pesos en proyectos que buscan mejorar la cobertura de servicios subsidiados a la población afiliada de categorías A y B, ofertar educación superior con su propia Universidad y reforzar su presencia en la regionales con vivienda y recreación. Dichas obras y sus costos se incluyen en los siguientes renglones del presente Informe.

El servicio al cliente sigue siendo una prioridad para Comfenalco Valle delagente y se corrobora con los servicios financieros prestados a nuestros afiliados en cuanto a crédito, facilitando anticipos de subsidio monetario por $ 436 millones de pesos y un total de créditos de consumo por $ 12.836 millones de pesos, pagaderos mediante libranza.

A propósito de servicio al cliente, con una inversión por $ 1.234 millones de pesos, se dispuso la ejecución del programa Modelo de Relacionamiento para el Servicio Superior, que se compone de tres proyectos: la plataforma CRM, el Modelo de Servicio Superior, con el que se busca conocer las verdaderas necesidades de los afiliados y los nuevos servicios Web corporativos, que permitirán mejorar la operación transaccional con los clientes.

En el segundo semestre del año, participamos en la elaboración del marco general para el estudio técnico de costos, como insumo para la definición de tarifas categorizadas en los programas sociales de las Cajas, por invitación de la Superintendencia de Subsidio Familiar. La metodología establecida permitirá implementar, a partir de 2017 un régimen tarifario con procedimientos claros y estandarizados para costear los servicios que se ofrecen.

Las cifras son representativas en materia de vivienda con 1.086 subsidios adjudicados, cuyo valor con recursos propios del Fondo de Vivienda de Interés Social – Fovis, fue de $ 20.511 millones de pesos. En este sentido, cubrimos la demanda en un 81%, ya que se recibieron un total de 1.342 postulaciones.

La población más favorecida corresponde a hogares con ingresos hasta de dos salarios mínimos mensuales, lo que evidencia que los recursos del Sistema de Compensación, están cubriendo en gran forma a los afiliados de las categorías A y B.

Continuamos vinculados a las convocatorias realizadas por Fonvivienda, lo que permitió hacer el otorgamiento de 1.427 casas por valor de $ 29.657 millones de pesos. En cuanto a comercialización y venta de proyectos de vivienda de interés social, en convenio con constructoras reconocidas de la región, se vendieron 504 unidades habitacionales en Cali, Jamundí, Palmira, Buga, Buenaventura y El Cerrito.

En Palmira se inició la ejecución del proyecto de vivienda Rincón de Mirriñao a un costo de $ 12 mil millones de pesos. Torres de cinco pisos con ascensor, que sumarán 120 apartamentos en conjunto cerrado, parqueadero privado y salón social.

La experticia en construcción de viviendas nos ha consolidado frente al Fondo Adaptación, siendo operadores zonales de 5.106 soluciones de vivienda en los departamentos de Atlántico, Cauca y Nariño, en donde al cierre del año se habían entregado a satisfacción 3.133 unidades habitacionales.

El empleo sigue siendo uno de los frentes más representativos para Comfenalco Valle, logrando reconocimiento del propio Ministerio del Trabajo y Pensiones por los resultados alcanzados con nuestras Agencias de Empleo. Los indicadores de gestión registraron un aumento promedio de 179% y la meta anual definida por la Unidad del Servicio Público del Empleo para 2016 no sólo se cumplió, sino que se superó.

Es así como se registraron un total de 50.558 personas, 43 mil fueron capacitadas, 47 mil orientadas, y 8.607 colocadas en un puesto de trabajo.

En cuanto a la gestión de entrega del Subsidio al Desempleo del Fondo de Solidaridad (Fosfec), en Comfenalco Valle los pagos fueron por $ 6.377 millones de pesos, recursos que incluyeron pago para aportes en salud, pensión, cuota monetaria y bono de alimentación para la población cesante.

Contribuimos con el programa del Gobierno Nacional denominado “40 mil nuevos empleos” en el que se inscribieron un total de 9.011 jóvenes; 3.426 de los cuales capacitamos en distintas competencias laborales, se firmaron 260 convenios con empresas y se logró la vinculación al mercado laboral, de 817 de ellos.

Nuestra cobertura en educación benefició a 65 mil personas, a través de los servicios de biblioteca, cultura, educación para el trabajo y desarrollo humano, educación informal y educación formal.

En el Colegio por Ciclos, nuestra población se concentró en 27 grupos. Con los estudiantes de 11° de secundaria, se participó en las Pruebas Saber, mejorando los resultados respecto al año anterior.

Una positiva respuesta se logró con Integrarte, dirigido a personas en situación de discapacidad cognitiva; igualmente con el programa Redvolución en convenio con el Ministerio MINTIC, impulsando la masificación del uso de la Internet. También se obtuvo la certificación para el Instituto de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano y en el programa de Formación Continua, se brindaron diversos seminarios y talleres en todo el Departamento.

Uno de nuestros proyectos más ambiciosos, tiene que ver con la creación de la Institución Universitaria Comfenalco Valle delagente – Unigente -, con una inversión de $ 4.764 millones de pesos, que se utilizarán en aportes para becas, y que se otorgarán a la población afiliada entre los años 2017 y 2020.

Nos proponemos con Unigente, llegar a ser parte de la Red por una Educación Superior para la Paz y a poner en marcha estrategias académicas que permitan que florezca la convivencia y la integración entre quienes – en el pasado reciente- se enfrentaban como enemigos.

En Comfenalco Valle delagente a lo largo de estas seis décadas nos hemos enfocado en la educación en todos sus frentes, formando sin excepción a nuestros estudiantes en valores como el respeto, la honestidad y la responsabilidad. La lucha contra la corrupción empieza allí, sembrando valores en las nuevas generaciones colombianas.

Las actividades de recreación, entretenimiento y deportes estuvieron muy enfocadas a los trabajadores pertenecientes a las categorías A y B (trabajadores que devengan menos de 4 SMMLV) y a ofrecer a las empresas afiliadas diversos programas, logrando que más de medio millón de usuarios, visitaran los Centros Recreacionales y de eventos, la Agencia de Viajes y los sitios en convenio.

Otra gran noticia en materia recreativa, es que la Caja obtuvo aprobación de la Superintendencia para la construcción del Centro Deportivo y Recreativo Club La Rivera de Tuluá, por valor de $ 12 mil millones de pesos. Los afiliados tulueños contarán con un parque acuático, canchas deportivas, polideportivo y plazoleta de comidas en un entorno natural.

Un importante capítulo de la gestión de Comfenalco Valle este año, fue seguir clarificando la suerte del área de Salud, cuya reorganización fue aprobada por esta misma Asamblea el año anterior. Vale recordar que la Caja decidió estructurar y planear la creación de una nueva sociedad dedicada exclusivamente al aseguramiento y promoción del servicio de salud, independiente de los demás servicios sociales que presta y de la cual, será su único accionista.

Mediante resolución 960 del 29 de noviembre de 2016, la Superintendencia del Subsidio Familiar, aprobó las decisiones adoptadas, en este sentido, por la Asamblea General Ordinaria.

Igualmente, el Consejo Directivo, delegado por la Asamblea, aprobó el proyecto de escisión del programa de salud de la Caja de Compensación, para la creación de la nueva entidad promotora EPS Comfenalco Valle. Dicho proyecto se encuentra actualmente a la espera de aprobación por parte de la Superintendencia Nacional de Salud.

Seguimos empeñados en hacer de Comfenalco Valle el mejor lugar para trabajar, enmarcando todos los procesos de Gestión Humana bajo el modelo de ambiente laboral, elaborado con base en prioridades identificadas en mediciones.

Es así como durante la vigencia 2016, el 46% de las vacantes se cubrieron con promociones internas en las que participaron colaboradores de las diferentes áreas. La Universidad Corporativa formó a 1.112 colaboradores y el Plan de Bienestar priorizó igualmente el campo educativo y deportivo apoyando la vinculación de muchos de ellos a los programas de primaria y bachillerato, programa Técnico Laboral en Asistencia Administrativa, becas pregrado y prácticas de fútbol, voleibol y orquesta. La meta es “dejar huella” es nuestra gente.

En nombre de cada uno de los miembros del Consejo Directivo y de todos nuestros colaboradores, agradecemos el respaldo y la orientación que nos siguen manifestando los empresarios regionales, las autoridades municipales, el gobierno departamental, los gremios, las entidades de control, Asocajas y las Superintendencias Nacionales del Subsidio Familiar y de Salud.

Próximos a cumplir 60 años de labor social ininterrumpida, nuestro compromiso con la gente sigue siendo fuerte y decidido, así como fue el sueño de los visionarios, que en 1957, fundaron la Caja de Compensación Familiar de los trabajadores vallecaucanos y sus familias.