Cifra record en la asignación de subsidios de vivienda de interés social en las Cajas de Compensación Familiar

Bogotá, enero 26 de 2016. El balance anual de Asocajas, Asociación de Cajas de Compensación Familiar, muestra que, durante el 2015, se asignaron 65.074 nuevos subsidios de vivienda a trabajadores con ingresos de hasta 2 salarios mínimos. La cifra desde 1991 a las fecha, consolida una asignación de 881.920 subsidios por un valor de más de 9 billones de pesos.

Para el Presidente Ejecutivo de Asocajas, Álvaro José Cobo Soto “Las familias colombianas están siendo beneficiadas con el subsidio de vivienda, específicamente aquellos trabajadores con menores ingresos que son el 75% de la población favorecida, y que representan 48.929 hogares.” Agregó, “La de asignación en el 2015 se constituye en record y ratifica el compromiso de las Cajas de Compensación en su labor de garantizar el bienestar y protección para los trabajadores colombianos a través de la adquisición de vivienda”.

El crecimiento de asignación de subsidios en 2015 fue de un 56% en relación con 2014. Este incremento se debe al aumento de los aportes al subsidio familiar y la asignación masiva en el Programa Mi Casa Ahorro – VIPA.

Del total de los subsidios asignados, 15.477 ($300.000 millones de pesos) corresponden al Programa VIPA – Mi Casa Ahorro el cual -desde 2013- es la alianza entre Fonvivienda y las Cajas de Compensación Familiar y se destaca que el 75% de los recursos asignados a nivel nacional corresponden a las Cajas de Compensación de Bogotá.

Las familias beneficiadas cuentan con un plazo máximo de 36 meses, es decir 3 años, para legalizar el proceso y hacer efectivo el desembolso del subsidio. Para lo cual deben (1) identificar la vivienda, la cual debe cumplir con los requisitos de Ley; (2) adelantar los tramites del crédito hipotecario y (3) mantener el núcleo del hogar que se postuló para la adjudicación del subsidio.

Oferta en Vivienda un reto para el 2016 en Bogotá y Cundinamarca
De acuerdo con las cifras registradas a nivel nacional, los subsidios desembolsados, es decir aquellos debidamente escriturados y tramitados, ascendieron en el 2015 a 24.635 por valor de $274.587 millones de pesos, un 12% menos que los recursos girados con respecto al 2014. La principal causa que argumentan los hogares para no poder dar uso al recurso asignado es la oferta de vivienda de interés prioritario que impone un monto máximo de costo habitacional en 70 SMLMV.

La región con mayor necesidad de oferta es Bogotá y Cundinamarca ya que representan el 71% de estos recursos.

Es importante aclarar que los subsidios que no son desembolsados por vencimiento y renuncias son asignados nuevamente a otros beneficiarios. En este sentido el monto total de los recursos vencidos en 2015 (157.205 millones de pesos) ya se encuentran nuevamente asignados.

METAS PARA EL 2016
Las Cajas de Compensación en su responsabilidad con la inversión social para los colombianos y sus familias esperan en el 2016, lograr la asignación de 50.000 nuevos subsidios por valor de $650.000 millones y una participación en la generación de empleo con 100.000 trabajos de mano de obra.

“Las Cajas de Compensación han cumplido una labor muy importante en el país, durante más de medio siglo de actividades este modelo social ha impactado de forma positiva a la clase trabajadora colombiana especialmente la de menores ingresos, con acceso e inclusión a subsidios en temas claves como la vivienda o educación. Han sido determinantes en la democratización de servicios como recreación y turismo, que por sus costos, hubiera sido difícil que las personas accedieran de otra manera”, puntualizó Álvaro José Cobo, presidente de ASOCAJAS.