“Las mujeres debemos ser leonas”

Una caleña es la mujer CAFAM Valle del Cauca 2016, participando a nivel nacional, que a la postre ganó la caldense Yeisully Tapias con un proyecto orientado a fomentar el liderazgo de los jóvenes en el Municipio de La Dorada.


Pero la obra social de Gloria Peña en el barrio Mariano Ramos, al oriente de Cali, en nada resulta inferior a la de Yeisully, porque en muchos años de lucha y privaciones, pasó de ser una madre comunitaria tradicional a ser la gerente de la Cooperativa de Madres Comunitarias del Valle- Coomacovalle- que agremia a 800 de ellas y genera actualmente 250 empleos directos.

Nació en un hogar humilde pero lleno de valores, compuesto por 10 hermanas. Hace 26 años atrás, recibió en su casa los primeros 15 niños para cuidar y de inmediato se le despertó su vocación de liderazgo y de defensa por los derechos de la mujer.” Empecé a dimensionar el problema, cuando me empezaron a llegar mamás golpeadas, niños maltratados, sucios, abusados. Cuando yo les reclamaba, me decían que si denunciaban quién las iba a mantener, incluso que se lo merecían”.

Lo irónico en la vida de Gloria es que también era maltratada por el papá de sus hijos, hasta el día en que empoderada por las muchas capacitaciones adquiridas tuvo el valor de contestarle que prefería el estudio a seguir viviendo con él. Fue así como, pocos días después de tener su tercer hijo logró ser admitida, cursar y culminar su bachillerato con miles de sacrificios.

Victima directa del machismo, durante dos años en Bogotá tuvo la oportunidad de capacitarse en Escuelas de Conviviencia Familiar y Comunitaria, de la que se replicaron cartillas que invitaban a los hombres a vincularse con sus esposas al trabajo social y dejar de acusarlas de asistir a reuniones sólo para chismosear. Gloria siente que ha valido la pena, porque ve cada vez más hombres empoderados, mientras se lamenta que algunas mujeres persisten en seguir sintiéndose inferiores.

En su peregrinaje por la reivindicación del papel de la mujer, estudiando sábados y domingos, sacri cando el tiempo de sus 3 hijos que hoy trabajan con ella en la Cooperativa, se tituló como Administradora de Empresas de la Universidad Fray Luis Amigó de Palmira.

Está orgullosa del proceso de construcción de Coomacovalle, de reducir la intermediación comprando a los campesinos en forma directa, de hacer llegar alimentos a los hogares comunitarios a precios justos. La Cooperativa cuenta con sede administrativa, bodega y panadería y vincula personas que fueron habitantes de la calle, ex drogadictos y personas en situación de discapacidad.

“Las mujeres tenemos que transcender y para ello debemos ser leonas, así le digo yo a quienes leen, hay que leer mucho para tener conocimiento y con los hombres debemos marchar juntos, porque ellos son nuestra compañía. Yo creo en la equidad de género,y tenemos iguales derechos”, concluye.
 
 
La Caja de Compensación Familiar Comfenalco Valle, miembro de la Asociación de Cajas de Compensación Familiar (ASOCAJAS), le genera bienestar social a los trabajadores de medios y bajos ingresos y a sus familias.