Afiliados de la Caja cumplen sueño de vivienda propia

El 2012 fue para muchos afiliados de Comfenalco Valle un año con premio incorporado: casa propia gracias al programa de Vivienda de Interés Social de la Caja al subsidio de vivienda, asesoría y acompañamiento brindado por Comfenalvo Valle

 
Piedad Caicedo, analista de Servicio al Cliente de la empresa Cementerios Católicos, dice entre risas que lleva casi toda la vida pagando arrendamiento y logró esta año conseguir un proyecto a su gusto en Ginebra Valle gracias al subsidio de vivienda que asciende a $11.900.700. “Siempre digo que agradezco mucho a Comfenalco valle por su gestión en este sueño de tener casa, estoy ultimando documentación, y ya tengo mi casa propia seleccionada”.
 
“El apoyo de Comfenalco Valle fue total” Bolívar Chaucanes, egresado de la Universidad Santiago de Cali, trabaja como Analista de Costos y Presupuestos para Comfenalco Valle desde el 2004. Gracias a la asesoría integral que brinda Comfenalco Valle a los afiliados que quieren cumplir el sueño de tener vivienda propia, además de entregar el subsidio de vivienda en dinero, acompaña al trabajador durante todo el proceso de compra del inmueble. En septiembre pasado Bólivar cumplió el sueño de su vida.
 
Hace un poco menos de un año –sostiene Chaucanes- aplicó para el subsidio de vivienda que ofrece la Caja. “Casi todo estaba listo. Me explicaron desde cómo adquirir un crédito, pasando por acceder a las tasas bajas que ofrecía el mercado hasta cómo cotizar en los bancos”, sostiene.
 
Según Chaucanes los trámites de su nueva vivienda empezaron en marzo del 2012. “Para julio, gracias a las funcionarias de Comfenalco Valle, yo tenía todos los papeles que necesitaba, y en agosto el Banco me tenía aprobado el crédito”. Por entonces se desarrollaban dos proyectos urbanísticos. Uno estaba en el sur pero su construcción aún no empezaba. Otro, Las Colinas del Bosque, estaba en el norte. “Con mi padre, con quien saqué el crédito, nos decidimos por el del norte, que estaba casi ya terminado”, afirma.
 
Las llaves del apartamento de 49,9 metros cuadrados se las entregaron el 30 de agosto y el 22 de septiembre se pasó a su nuevo hogar con su esposa y su padre. “El conjunto son 28 apartamentos. Es un sitio agradable, romántico y muy aireado. Por las noches, desde allí puedo contemplar la ciudad”.
 
“Este fue mi mejor regalo de Navidad” dice Sandra Valenzuela Castelblanco es madre soltera, cabeza de hogar, funcionaria de Comfenalco Valle desde hace 16 años. En diciembre pasado recibió, junto a su hija y su padre, el mejor regalo de Navidad: un apartamento de interés social en Colinas del Aguacatal, con piscina y vista a los bosques del cerro. “Muchos han conformado su grupo familiar con hermanos o padres para lograr acceder al crédito hipotecario”, sostuvo Sandra. “Yo lo hice con mi padre, quien me facilitó el dinero para adquirir este apartamento, y ya le pagué el préstamo”.
 
Esta afiliada de Comfenalco Valle cuenta que se enteró de la promoción del inmueble a través de la intranet. “Mi hija está feliz, y ya está haciendo planes: me ha dicho que quiere cambiar hasta de cama”. Sandra sostiene que los asesores de Comfenalco Valle han sido muy atentos.
 
“Fueron ellos los que me colaboraron dándome toda la información. Me facilitaron las cosas”, afirma sonriente.
Ella que siempre ha sido inquilina del centro de la ciudad, afirma que lo más interesante es que va a quedar de nuevo muy cerca al trabajo. “Con piscina, cascada y rodeada de bosque a pocos minutos del centro histórico”.