Cajas darán 86.000 subsidios de vivienda en Colombia, dice presidente de Asocajas.

El presidente de la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar (Asocajas), Álvaro José Cobo, aseguró que durante este 2014 vienen nuevos retos para estas entidades, en especial derivados de las tareas que les ha encomendado el Gobierno Nacional.

Destacó por ejemplo, su función como agencias de empleo y con la incorporación a las cajas de personas que laboran por días: empleadas de servicio doméstico, taxistas, gremios cafeteros, entre otras.

En entrevista, el funcionario dijo que los colombianos podrán acceder este año a cerca de 86.000 viviendas propias gracias al subsidio familiar que ha dispuesto el Gobierno Nacional.

¿Cómo está el panorama de las cajas de compensación familiar en el país?

El año 2013 fue importante para el sistema de subsidio familiar y para los trabajadores. Tenemos fortalecimiento institucional para dar un mejor servicio a los trabajadores de medianos y bajos ingresos, y hemos dado un salto en cuanto a la cobertura en poblaciones que no tenían acceso y que hoy ya tienen esa posibilidad.

¿Están preparadas para los nuevos desafíos como el ingreso de más beneficiarios?

Las 750.000 empleadas del servicio doméstico que existen en el país tienen la posibilidad de acceder a los servicios de las cajas a través del sistema de subsidio familiar. Tenemos la incorporación de los pensionados a programas de recreación, turismo y capacitación. Más de 1.200.000 jubilados tendrán esas posibilidades. Además, a partir de este mes podrán ser afiliadas 75.000 madres comunitarias.

Entre 2012 y octubre de 2013, la cobertura en número de personas se incrementó 30 %.

En cuanto al mecanismo de Protección al Cesante, ¿qué balance puede dar a la fecha?

Es un sistema que empieza a arrojar resultados positivos, donde podemos cuantificar las necesidades de empleo en el país y de la capacidad que tienen las personas para acceder a un nuevo empleo; qué fortalezas y debilidades tienen, cómo nos podemos acercar al empleador y al trabajador y qué aspectos se deben reforzar para que estos últimos puedan acceder a un empleo; y determinar cuáles son las personas más apetecidas por las empresas y cómo adoptar medidas para que las personas mayores de 35 años puedan tener una vinculación laboral o un sustento por medio de labores de emprendimiento con coberturas de seguridad social.

Las cajas han querido vincular a agricultores y taxistas, ¿cómo avanza ese proceso?

¿Qué retos hay para 2014 y qué falta concretar con el gremio taxista?

El reto fundamental es consolidar la afiliación de todas estas poblaciones nuevas y las que vengan, con la tendencia de que este sea un sistema universal y que se entienda que es más benéfico ser formal que informal.

El país, en ese sentido, tiene que revisar ayudas que no permiten que el trabajador se desarrolle y que les obliga a permanecer en la informalidad. La educación es primordial, además de la capacitación para un trabajo. Ese es un reto donde debemos ser más certeros en la capacitación, para instruir con calidad a las personas en lo que los empleadores estén demandando.

¿Qué otros sectores se podrían incluir en este mecanismo?

Se ha dado cobertura a las personas que trabajan por días y que cotizan semanalmente. Estas personas no tenían acceso en los riesgos laborales, ni acceso a una caja de compensación familiar, y aquí se va a incorporar esa población gracias a un nuevo decreto que puso en marcha el Gobierno. Ahora taxistas, empleadas de servicio, jardineros y otros trabajadores van a tener, a partir del aporte de los empleadores, cobertura de seguridad social. El salto que se ha dado en este 2013 y lo que se irá a consolidar es la cobertura de población que antes no contaba con estos servicios.

¿Qué es lo que más usan las personas en una caja de compensación?

Hay un tema fundamental y es el acceso a la cuota monetaria o subsidio en dinero. Se pagan 4,3 millones de cuotas al mes por personas a cargo de los trabajadores que ganan menos de 4 salarios mínimos. Aquí se incluyen los discapacitados, los escolares y ese subsidio permite aliviar esas cargas familiares. Un tema sensible es el acceso a subsidio de vivienda. En 2012 se entregaron 50.625 subsidios de vivienda; el 86% se formalizaron y se volvieron casas y este año vamos a estar en una cifra similar o superior.

¿En vivienda para este año qué cifra se maneja?

Se dio inicio a una alianza entre el Gobierno y Asocajas para 86.000 viviendas y subsidios de 25 salarios mínimos orientados a la población con ingresos de menos de dos salarios; que tengan una cuota mínima de aporte de los hogares que equivale al 5 % del valor de la vivienda que van a adquirir; que tengan acceso al subsidio a la tasa de interés y que se garantice que sean proyectos de alta calidad. Por lo tanto, habrá 86.000 nuevos colombianos que durante 2014 podrán hacerse a una vivienda nueva.

En el tema de educación, ¿qué alcances se proponen?

Tenemos 102.000 jóvenes que están estudiando en los centros educativos de las cajas de compensación a distintos niveles: educación básica, secundaria y superior y la idea es fortalecerlos para tener una educación de alta calidad.

Si bien las cajas de compensación ofrecen muchos servicios, ¿en qué estrategias se piensa para que los beneficiarios realmente hagan uso de estos?

Hay sectores en los cuales los servicios de las cajas de compensación son claros y tenemos mecanismos mensuales para enviar revistas, reportes a las empresas y a los afiliados anunciando los servicios y las actividades del mes, pero creo que allí la tarea no está completa, hay que hacer más en empresas medianas y pequeñas para que los trabajadores conozcan los servicios y los utilicen. También es importante con las nuevas poblaciones que se están incorporando, que las cajas van a hacer un importante esfuerzo y ahí requerimos de una colaboración de las entidades que nos regulan para ofrecerle a esa población una atención óptima.

Tomado de : www.elpais.com.co

La Caja de Compensación Familiar Comfenalco Valle delagente, miembro de la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar ASOCAJAS, le genera bienestar social a los trabajadores de medios y bajos ingresos y a sus familias.