Las Cajas, líderes en programas sociales para 16.1 millones de colombianos

Las Cajas de Compensación Familiar (CCF), son entidades con enfoque social, sin ánimo de lucro, gestoras del Subsidio Familiar en Colombia a las que están afiliados más de 6.5 millones de trabajadores que se benefician directamente y con sus familias de los servicios y programas que desarrollan.

 
Esta cifra se acrecienta notablemente a 21.2 millones de personas si consideramos a los colombianos que son impactados con programas sociales integrales o específicos que desarrollan las Cajas para la población no afiliada. Es decir, impactan sobre el 47% de los colombianos.
 
Vigiladas por la Superintendencia del Subsidio Familiar, las 43 Cajas de Compensación Familiar que operan en Colombia son consideradas como instrumentos de compensación y mecanismos de redistribución eficientes, que orientan los aportes de los empleadores (más de 364.000 empresas afiliadas), hacia las familias de los trabajadores con ingresos bajos y medios.
 
Desde su creación, en 1954, las CCF se han convertido en un exitoso ejemplo de alianza público-privada líder en la formulación y ejecución eficiente de programas sociales en Colombia. Además, son las únicas corporaciones que son regidas por consejos directivos en los que participan en igualdad de condiciones los empresarios (elegidos en las asambleas de empresas aportantes) y los trabajadores (postulados por los sindicados y elegidos por el Ministerio de Trabajo). Son ellos los encargados de determinar los enfoques y alcances de los diferentes programas sociales de las Cajas.
 
La labor de las CCF ha permitido que los empleados de estratos 1 y 2, especialmente, aumenten su calidad de vida a través de los programas de seguridad social que ofrecen, brindándoles el mejoramiento de su ingreso a través de un subsidio en dinero por personas a cargo, permitiéndoles el acceso a bienes y servicios tales como: educación, vivienda, cultura, bibliotecas, créditos sociales y recreación, que de otra forma no podrían costear. El 89.7% de los afiliados a las CCF tienen un ingreso de menos de 4 smlv; y el 71,6 %, menor a 2 smlv.
 
Entre los servicios sociales que las Cajas prestan a sus trabajadores y sus familias se encuentran:

Apoyo directo y el acceso a crédito en forma de:

  • Cuotas monetarias. 4.3 millones de entregadas en 2011.
  • 43.500 subsidios de vivienda asignados en 2011, de los cuales el 72% lo recibieron trabajadores de menos de 2 smlv, frente a 28.276 subsidios asignados por el Gobierno Nacional.
  • 41.640 millones de pesos en microcréditos de fomento empresarial en 2011, otorgados a trabajadores con ingresos inferiores a 2 salarios mínimos mensuales (82.2%); y 832.584 millones de pesos en créditos de servicios sociales, de los cuales el 77.8% fueron para trabajadores con ingresos de hasta de 2 salarios mínimos mensuales.
Recreación social y el bienestar familiar traducido en:
  • Más de 53 millones de usos de instalaciones recreativas, los cuales fueron utilizados por trabajadores con ingresos inferiores a 2 salarios mínimos mensuales (68.3%).
  • Apoyo a 298.064 adultos mayores y 52.875 discapacitados.
Educación y cultura a través de:
  • Educación formal para 102.319 niños y jóvenes en colegios e instituciones de educación superior del Sistema de Subsidio Familiar, de los cuales el 66.7% son de escasos recursos.
  • 30 millones de actividades atendidas en bibliotecas del Subsidio Familiar en 2011.
  • Guarderías para hijos de población vulnerable.
  • Capacitación para el trabajo y desarrollo humano.
Además impactan a la comunidad local y a la sociedad en general por medio de:

Apoyo a la población vulnerable a través de:

  • El Régimen Subsidiado de Salud. El 20.6% está vinculada a una EPS del Sistema de Subsidio Familiar y el 30.2% al Régimen Contributivo.
  • El apoyo al empleo entrenando y reentrenando a 97.414 personas en programas del Fondo para el Fomento del Empleo y Protección al Desempleo (Fonede) durante 2011.
  • La protección al desempleado con la entrega de 103.731 subsidios Fonede en 2011.
  • Los programa de Atención Integral a la Niñez y la Jornada Escolar Complementaria.
Alianzas estratégicas público-privadas como:
  • El subsidio de vivienda del Gobierno Nacional.
  • Los operadores Red Juntos y de la Ola Invernal.
  • Administración y construcción de Centros de Desarrollo Infantil en alianza con el ICBF.

Programas sociales como:

  • El mercadeo social mediante supermercados y droguerías con descuentos especiales para afiliados.
A lo largo de sus 58 años de operación, las Cajas se han convertido en entidades que maximizan el uso de los aportes de los empleadores, quienes son parte integral de este Sistema.
 
Sumado a lo anterior, las Cajas son entidades conscientes de la importancia de la transparencia en el manejo de los recursos de una prestación social de los colombianos como el Subsidio Familiar. Por esta razón, y agregado a sus eficientes labores, las CCF han sido partidarios de crear mecanismos que permitan mejorar sus procesos internos, facilitar la tarea del control fiscal y fortalecer la transparencia en el manejo de los recursos, para ello vienen implementando, como esfuerzo propio, un sistema integrado de información, un manual de gestión fiscal que permitirá ahondar en el desarrollo de acciones preventivas, en la implementación de buenas prácticas y el fortalecimiento por parte del Gobierno Nacional de la Superintendencia del Subsidio Familiar, como ente encargado de la inspección, vigilancia y control de las Cajas.