¿Por qué existe la cuota monetaria del subsidio familiar?

El subsidio familiar monetario es un beneficio en dinero establecido por ley para los trabajadores formales afiliados a las Caja de Compensación Familiar en Colombia. Es un recurso efectivo pagado cada mes a los trabajadores que ganan desde uno hasta cuatro salarios mínimos legales mensuales vigentes, y lo reciben por cada una de las personas que tienen a su cargo de su grupo familiar (hijos o hijastros menores de 18 años, hermanos y padres dependientes y/o con capacidad física o mental especial o reducida).

Es un derecho ganado por los trabajadores formales desde 1957, año en que se constituyó esta compensación en dinero para la clase trabajadora en el país (Decretos legislativos 118 y 249 / 1957). Posteriormente, la Ley 21 de 1982, definió el subsidio en dinero o cuota monetaria como se conoce hoy.

Principalmente, la cuota del subsidio monetario es un recurso recomendado y destinado para cubrir las necesidades de educación, alimentación, vivienda o transporte de los beneficiarios del trabajador.

Compartimos más información sobre la cuota monetaria y sus beneficios conocidos en un estudio realizado por la Supersubsidio entre 2018 y 2020, y publicado recientemente en un artículo del periódico El Tiempo.

 

El impacto positivo de la cuota monetaria en las familias

La cuota monetaria que reciben los hogares de trabajadores con menos recursos afiliados al Sistema del Subsidio Familiar, tienen 11 por ciento menos probabilidad de ser pobres. La Supersubsidio analizó datos de las 43 Cajas de Compensación Familiar que operan en Colombia, durante las vigencias 2018, 2019 y primer trimestre del 2020.

Julián Molina Gómez, Superintendente de Subsidio Familiar, se refirió a los principales hallazgos del estudio. Destacó que la cuota monetaria tiene un efecto favorable en la redistribución de los ingresos. Además de reducir en un 11 por ciento la probabilidad de que los hogares sean pobres, el total de las personas en pobreza se reduce un 0,3 por ciento, cuando esta se mide por ingresos. Esto equivale a alrededor del 1 por ciento en la reducción de la incidencia de pobreza del país.

El Superintendente hizo énfasis en que el trabajador que recibe cuota monetaria es el más necesitado, “pues se trata de población catalogada como vulnerable o en fragilidad; en otras palabras, sin el subsidio de cuota monetaria varios de estos hogares pasarían a ser pobres o pobres extremos, a tener necesidades básicas insatisfechas”, dijo.

Los beneficios son mayores en las zonas rurales. En estas áreas, la posibilidad de cruzar la línea hacia la pobreza es 75 por ciento menor, gracias a la cuota monetaria: “Esto reafirma la necesidad de proteger los recursos parafiscales del 4 por ciento”, agregó.

También se encontró que en los hogares de clase media con jefatura femenina hay una mejor gestión de los recursos que en aquellos con jefatura masculina, lo que permite un 12 por ciento adicional para asentarse en clase media.

Clic aquí para ver el artículo completo El Tiempo.

 

Comfenalco Valle delagente.

Caja de Compensación Familiar.

    wpChatIcon