¿Qué pasa en Comfenalco Valle? Habla su Director

Comfenalco Valle delagente publica en su Portal Web, entrevista realizada por el periodico El País de Cali al director general de la Caja de Compensación, Felice Grimoldi Rebolledo.   

 
Una grave denuncia contra Juvenal Andrade Mayor, el exauditor de Comfenalco Valle que formuló varias acusaciones en la revista Semana contra los directivos de esa entidad, hizo el director general de la misma, Felice Grimoldi.
 
En la primera entrevista que concede tras el escándalo generado por el informe de Semana, Grimoldi asegura que “con el propósito de sustentar estas denuncias el ex trabajador llegó al punto de falsificar el contenido de varios informes de auditoría que él había elaborado durante su vinculación a nuestra entidad, reemplazándolos por supuestos hallazgos irregulares que jamás existieron”. Por estos hechos, la entidad denunció penalmente al extrabajador.
 
Grimoldi admitió que la entidad a su cargo sí otorgó incentivos por $5.800 millones a sus directivos durante los años 2011 y 2013, pero asegura que esos incentivos son legales porque Comfenalco es una entidad de derecho privada.
 
En entrevista exclusiva con El País, Grimoldi contestó, una a una, las sindicaciones que hizo el exauditor.
 
¿Por qué fue despedido de la caja de compensación el señor Juvenal Andrade Mayor, jefe de auditoría? ¿Es cierto que su salida de la caja se debe a las irregularidades que encontró en su labor de auditoría?
No es cierto que el extrabajador haya salido de nuestra entidad por ese motivo. Y por otro lado, es justo mencionar que jamás encontró irregularidad alguna en el tiempo que estuvo vinculado a nuestra Institución y por lo tanto no existen irregularidades dentro de la entidad que represento. El ex trabajador fue despedido por justas causas, sin indemnización, el 13 de marzo del año 2013, y su retiro se debió a que no cumplió con las expectativas que se tenían por su trabajo. Su comportamiento llegó a estar en contra de nuestra cultura organizacional -que él conocía muy bien- y por lo tanto comenzó a afectar nuestro clima organizacional, como fue atropellar a nuestros jefes y compañeros de labores. El ejercicio de la auditoría requiere madurez emocional teniendo en cuenta que se está permanentemente interactuando con las personas y se necesita ser muy suave con ellas y muy duro con los hechos.
 
Luego de despedir al señor Andrade, usted puso una denuncia penal contra él por fraude, entre otros delitos ¿A qué se debe esa acusación? ¿En qué estado va la investigación?
Posterior a su retiro, el ex trabajador interpone una serie de denuncias ante la Superintendencia del Subsidio Familiar y la Contraloría General de la República. Con el propósito de sustentar estas denuncias el extrabajador llegó al punto de falsificar el contenido de varios informes de auditoría que él había elaborado durante su vinculación a nuestra entidad, reemplazándolos por supuestos hallazgos irregulares que jamás existieron y que nunca fueron manifestados por él durante su permanencia en el cargo, pretendiendo con ello sustentar sus falsas denuncias ante los entes de control. Teniendo en cuenta lo anterior y con la previa autorización del Consejo Directivo de la Caja, instauramos denuncia penal por falsedad documental ante la Fiscalía e igualmente instauramos proceso disciplinario ante la Junta Central de Contadores por faltas a la ética y manipulación de información confidencial de la Caja.
 
¿Es verdad que el señor Andrade, después de salir de Comfenalco trabajó en la Contraloría, entidad que vigila a la Caja?
Tengo conocimiento que el ex trabajador recurre a la Contraloría General de la República en Bogotá, haciéndose pasar por víctima denuncia supuestas irregularidades en la entidad que represento y que jamás denunció en el ejercicio de su cargo.
Es pertinente señalar que el extrabajador ha manifestado amenazas contra su vida y tal como lo mencionó un amigo suyo, también en una red social virtual, la ex Contralora General de la República, Sandra Morelli lo protegió y supuestamente fue ella quien lo vinculó al Fondo de Empleados de la propia Contraloría.
Importante recordar que las Cajas de Compensación Familiar se encuentran vigiladas por la Contraloría. No comprendo entonces, que un extrabajador despedido con justa causa terminara vinculado a esa entidad.
 
Según un informe publicado en la revista Semana, Comfenalco pagó bonificaciones por $5.800 millones a directivos de la Caja entre los años 2011 y 2012. ¿Es eso cierto? ¿Quién ordenó esos incentivos? ¿Es verdad que usted mismo define las bonificaciones que recibe?
Sí es cierto. Corresponde a una política laboral institucional definida por el Consejo Directivo. Esto permite que la compensación a nuestro grupo directivo dependa de los resultados de su gestión y la gestión está demostrada en lo que es hoy es Comfenalco Valle, las cifras lo demuestran. Hace 28 años cuando ingresé a la Caja, el patrimonio de la misma era cercano a los $300 millones de pesos y los ingresos no superaban los $500 millones. Hoy gracias al esfuerzo y dedicación de todo este equipo humano, la Caja tiene un patrimonio que supera los $250 mil millones de pesos y sus ingresos operacionales superan los $400 mil millones de pesos por año.
No es cierto que el Director se autorice a si mismo sus propios incentivos o bonificaciones. Las bonificaciones o incentivos de todos los directivos de la Organización están autorizados por el Consejo Directivo.
 
Pero se rumora que el Consejo Directivo es de bolsillo y está integrado por amigos suyos que obedecen todo lo que usted les ordena…
Eso no es cierto. El Consejo Directivo de Comfenalco Valle está integrado por empresas prestigiosas de la región. El Consejo Directivo de las Cajas de Compensación Familiar del país está compuesto por diez consejeros principales y diez suplentes. Diez de ellos, cinco principales y cinco suplentes, son elegidos por la Asamblea General de Afiliados o empresas adscritas a la entidad.
Los otros diez consejeros, cinco de ellos principales y cinco suplentes, son designados por el Señor Ministro de Trabajo de las listas de trabajadores afiliados a la entidad, que presentan las Centrales Obreras del país.
 
¿Esos incentivos no están prohibidos por la ley?
No están prohibidos por la ley, ni por la Contraloría, ni por la Superintendencia del Subsidio Familiar. Importante señalar que Comfenalco Valle es una entidad de derecho privado, es decir no es una entidad pública. Además, ante las denuncias temerarias del extrabajador mencionado, la Supersubsidio – previa visita – consideró que estos pagos se ciñen a la normatividad vigente.
 
Pero si eso es así, por qué la Contraloría le abrió una investigación por detrimento patrimonial por esos incentivos
Es cierto que esa investigación existió. Sin embargo, la misma Contraloría admitió la nulidad del proceso. Se debe precisar que la Ley nos reconoce un porcentaje para nuestros gastos de administración y funcionamiento sobre los recursos que recibimos como aportes. Los incentivos establecidos por el Consejo Directivo, se encuentran con cargo a dicho porcentaje de gastos de administración y para nada afectan los fondos sociales de destinación específica.
 
¿Pero más allá del aspecto legal, es presentable y conveniente que una Caja de Compensación, que vive de los aportes de los empresarios y de los trabajadores, otorgue semejantes beneficios a sus directivos?
Sí es conveniente. En razón a que el ingreso laboral de los directivos depende de la gestión y los resultados que realicen. Por lo tanto, el incentivo se vuelve un gran motivador, además del clima organizacional, para que la organización sea muy competitiva y logre altos estándares de calidad en la prestación de los servicios. Somos una entidad privada que funciona como cualquier empresa, con la diferencia que las utilidades que obtenemos se reinvierten en nuestros afiliados.
 
¿Es cierto que Comfenalco Valle ha tercerizado servicios con empresas que son propiedad de familiares de ejecutivos de la caja?
No es cierto. Comfenalco Valle es una entidad de derecho privado que no está sometida a las normas de la contratación pública. Sin embargo, esto no significa que no estemos sometidos